Daniela Bejarano: “El triatlón es el mejor deporte y el mejor camino que pudo llegar a mi vida”

Tras la reactivación del deporte, la triatleta bogotana Daniela Bejarano se prepara en Santa Rosa de Cabal para su regreso a la actividad. La acompañamos durante sus entrenamientos y dialogamos sobre sus inicios, su presente y expectativas personales.

Aguerrida, luchadora, atlética, espontánea y con un amplio sentido del humor son palabras que definen a Daniela Bejarano García, una de las triatletas con gran proyección en Colombia que se alista para afrontar un 2021 prometedor con muchas pruebas a nivel local e internacional.

Nacida en Bogotá hace 24 años, inició su formación deportiva en el ciclismo gracias a su padre Wilson Bejarano, quien le enseñó a escalar montañas, correr en terreno llano, y con solo 6 años supo lo que es montar un vehículo de dos ruedas hasta que a los 13 se inclinó por el BMX.

Durante ese tiempo, Daniela compitió en válidas nacionales e internacionales, aunque una lesión decidió con dejar esta disciplina. Fue hasta diciembre de 2018 que Daniela intentó llevar su actividad deportiva hacia otros niveles y encontró en el triatlón el deporte para demostrar todo su potencial y salir adelante.

Recientemente graduada como comunicadora social de la Universidad Santo Tomás, la pandemia la cogió en la capital del país por 3 meses, hasta que en junio se instaló junto a su familia en Santa Rosa de Cabal para iniciar su proceso de reactivación a nivel deportivo en el triatlón.

Durante un fin de semana, le seguimos el rastro a esta deportista que sueña con representar a Colombia en mundiales de esta disciplina. Allí nos habló sobre sus inicios deportivos, los sueños aplazados por la pandemia, su mayor conquista deportiva y los retos que se le vienen más adelante.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cuáles son tus referentes deportivos?

Mi padre sin duda alguna es mi mayor referente y un ejemplo de persona. Él es mi mayor entrenador, pues me ha inculcado valores y me ha transmitido todo lo relacionado con el deporte. De todos los mentores que he tenido, mi padre es todo un ‘sensei’, y con su experiencia hace que yo sea mejor cada día.

En cuanto al triatlón, todos aquellos que lo practican son referentes que admiro mucho, sobre todo las ‘chicas superpoderosas’ de mi país, de Estados Unidos e Inglaterra, porque de cada una absorbo lo mejor de sí para aplicarlo durante mis entrenamientos y mejorar como deportista.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo surgió tu interés por practicar el triatlón?

Yo empecé a entrenar el ciclismo de ruta con mi papá cada fin de semana, hasta que un amigo me comentó sobre el triatlón y él sabía que me encantaba nadar sobre el mar.

Entonces me dijo que encontró el deporte perfecto para mí por la combinación de disciplinas, me convenció y ahí empezó todo.

Al principio dudé en practicarlo por ser un deporte muy fuerte y exigente físicamente, pero con el paso de los días me animé y me metí de lleno en este cuento.

Foto: Francisco Díaz Torres

De las 3 disciplinas del triatlón. ¿En cuál te sientes fuerte? Y ¿En cuál te hace falta por mejorar?

En el ciclismo, obviamente, me siento más fuerte por mi amplia experiencia, ya que tengo más técnica y me siento más tranquila. Ahora por el tema de la cuarentena debo mejorar en natación, porque llevo más de 6 meses sin tocar una piscina y con la reapertura espero tomar nivel. Pero el atletismo me ha costado y es ahí donde quiero mejorar más.

Foto: Francisco Diaz Torres

¿Qué prueba recuerdas con mucha satisfacción a nivel de resultados o logros deportivos?

Fue la prueba en el Lago Calima 2019. En ese entonces me sentí física y mentalmente fuerte, sabía que la parte de ciclismo era extrema por los desniveles de su topografía (montaña), pero estaba muy preparada para hacer la mejor carrera.

Pasó algo muy particular y resulta que las distancias eran muy largas, porque era como preparación al Iron Man de Cartagena, eso fue en octubre. Hasta que de repente en la mañana llovió y la prueba no inició, fue ahí que me dio hambre y debo estar alimentándome cada 40 minutos para estos eventos. En ese momento estaba débil, con mucho frío y ansiedad por salir a competir.

Después de todo, nos soltaron al agua muy tarde, me persigné y me dije: “Con toda que voy a hacer las cosas bien y concentrada”, hasta ahí todo normal. Sin embargo tuve un problema con el chip que tenía en el tobillo para determinar mi tiempo de carrera y es que durante mis primeras 3 patadas en el agua se me soltó el dispositivo y me dije: “¿Por qué me pasa esto a mí?.

Al cumplir la prueba de natación, le pregunté a una persona de logística y le dije: “Se me cayó el chip… ¿Qué hago?”, y me respondió: “Tienes dos opciones, o abandonas la carrera o continúas sin marcar tiempo”, con lo cual me pareció injusto, son esos detalles malucos que lo desalientan con los organizadores de la copa y eso se debe mejorar.

Sabía que no podía parar y debía seguir adelante. A los jueces de cada recorrido de ciclismo y atletismo les notifiqué sobre la pérdida de mi chip. Ellos tomaron mi tiempo con la banda de mi reloj y con el catéter de mi bicicleta, y así se dio el resultado final y oficial.

A pesar de todo, sentí una frustración porque el mero chip marcaba mi tiempo completo de prueba. La lluvia, los pinchazos de varios competidores, los huecos en la vía e incluso accidentes me favorecieron para sacar la carrera adelante. Cumplí la etapa de ciclismo y en la maratón corrí bien, llegué a la meta y me dijeron que quedé de primera.

Al final de la prueba, no me tocó pagar por la pérdida del chip y a la semana siguiente recibí mi premio que me llegó a mi casa en Bogotá. Pese a los inconvenientes ese día de la carrera, fue una de las experiencias más increíbles que he tenido hasta el momento como triatleta.

Foto: Francisco Díaz Torres

Tú empezaste practicando ciclismo y BMX. ¿Cómo te iniciaste allí?

VER MÁS  Mariana Mesa y su máximo compromiso con la organización de los Juegos Nacionales 2023

Un día acompañé a mi primo para una carrera de bicicrós que tenía en Santa Rosa de Cabal, y me quedé fascinada por el cuento del deporte extremo, la adrenalina, los saltos y las pruebas rápidas de tiempo.

Mi padre me decía: “¿Qué deporte quieres escoger?” Y en ese entonces yo estaba entre el tenis o el BMX, al final fue amor a primera vista el bicicrós. Eso fue cuando apenas tenía 13 años.

Desde ese momento y por 3 años, me entrenaba cada fin de semana en Bogotá donde yo vivía, pero lastimosamente el apoyo al bicicrós no era bueno allí, al punto de desmotivarme, era muy costoso, sufría lesiones, de largo aliento y recuperaciones lentas, y mientras estaba así, otros deportistas ya tenían más nivel de competencia.

Sin embargo, el BMX me trajo experiencias bonitas y gigantescos aprendizajes que los tomo muy en cuenta actualmente en el triatlón. Claramente mi cuerpo tiene una memoria deportiva en cuanto al ciclismo, a las reacciones y técnicas, eso lo rescato mucho.

Foto: Francisco Díaz Torres

Desde tu experiencia… ¿Cuáles son las claves para ganar una prueba de triatlón?

Para mí, ganar significa muchas cosas, desde que haces un récord personal, o hasta que termine una carrera de triatlón o hasta llegar a un podio y hacerle barra a sus compañeros; para mí todo eso es ganancia, porque realmente todo lo que uno sufre durante los entrenamientos no se ve en una carrera.

Hay una frase que lo define todo: “El entrenamiento debe ser tan duro para que la carrera sea todo un paseo”. Entonces hay que realmente lucharla un montón en los entrenamientos para que en la carrera tú saques lo mejor y la disfrutes.

La clave para ganar o lograr los objetivos anteriormente mencionados es la concentración. Desde el día anterior a una competencia tú debes adentrarte en la carrera, sentirla y vivirla claramente.

Yo le meto la ficha a los entrenamientos mentales que son muy importantes, porque en una prueba de triatlón tú llegas a un límite en el que lo físico ya cumplió su parte, pero ya después entra a jugar la mente y eso se logra trabajándola constantemente acompañada de la concentración que tú le pongas a lo que hagas.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo te tomó la pandemia y qué planes tenías trazados para este año?

La pandemia fue algo que movió muchas fichas en mi proceso deportivo. Este año yo empecé con unos sueños más grandes de los que venía, pues ya estaba clasificada al mundial de triatlón de la ITU que se iba a realizar en Canadá, y la idea era obviamente hacer un buen papel, además de tener más competencias para alcanzar unos puntajes y unos tiempos mejores.

Iba a ser un año decisivo en cuanto a lo deportivo, pero claramente nada se pudo hacer, aunque tengo la convicción intacta, sea lo que sea, así hayan carreras o no, la idea es seguir entrenando para llegar de la mejor manera.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo has notado la evolución del triatlón femenino en nuestro país… Vamos por buen camino en cuánto a apoyos y patrocinios?

VER MÁS  Convocatoria de la Selección Colombia de Natación para el Suramericano de Buenos Aires

El triatlón está cogiendo un auge muy grande y es algo muy bonito, porque así fue cuando yo empecé con el bicicrós donde yo competía contra hombres, pero cuando me medía contra mujeres era en alto nivel contra Mariana Pajón, era mixta la cosa. Es muy chévere saber que las mujeres tenemos más ganas de estar dentro del mundo deportivo.

Ahora, según mis compañeros que llevan más tiempo que yo en el triatlón y que han tenido más experiencia en este cuento, han notado que la potencia que hay en las mujeres es demasiado grande, a través de largos procesos y semilleros con chicas muy fuertes que las preparan para que lleguen a la edad a su máximo nivel de la mejor forma y en óptimas condiciones.

Siento que hemos venido por buen camino todo gracias a las personas que apoyan este deporte, creen en el nivel y en el talento de nuestras mujeres, a los medios de comunicación y a la empresa privada. En fin, han sido un conjunto de cosas que realmente hay que recalcar que han sido positivas para el triatlón colombiano.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué partes del cuerpo terminan sacrificadas después de cada prueba de triatlón?

Todas (risas), sobre todo las piernas, ya que las utilizas más todo el tiempo sobre otras partes. Las piernas sufren mayor intensidad cuando se da la transición entre el ciclismo y el atletismo, bajarse de un estado más cómodo y tranquilo a realmente pasar a una posición corporal diferente y vertical, que todo el tiempo la estás trabajando al correr.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué especificación de traje de baño, bicicleta y zapatillas son idóneas para cada prueba de triatlón?

Para el triatlón se usan varias indumentarias. Primero está la natación con un vestido de baño enterizo para los entrenamientos junto al gorro y las gafas. Además se complementan otros accesorios como aletas y remos con el fin de mejorar la técnica de nado.

En cuanto al ciclismo de ruta, se utiliza el traje y las zapatillas, que pueden ser de ruta o montaña, pero para el triatlón lo más apropiado es el calzado para ruta, que se adhieren al pedal de la bicicleta, además del casco, las gafas y los guantes para mayor seguridad.

Para el atletismo se recomiendan tenis cómodos para las pisadas, así como la camiseta, la licra, la visera, las gafas, y un reloj para medir los tiempos. Todo esto lo utilizo para cada uno de mis entrenamientos.

Por el lado de los entrenamientos o carreras que se realizan en aguas abiertas como lagos o represas, el traje adecuado es el neopreno que te permite mantener el calor corporal en estos ambientes naturales.

Sin embargo, para competencias reales y por comodidad, lo ideal es utilizar un trisuit, que te permite ganar tiempo entre las transiciones de una disciplina a otra, y está diseñado para poder nadar, correr y montar bicicleta.

Las zapatillas de tritatlón son óptimas para las pruebas de ciclismo, por su velcro y su amplitud, para que sea fácil su remoción durante la transición al atletismo y sin perder ritmo de competencia.

Finalmente, las bicicletas que se utiliza en el triatlón son livianas, de contrarreloj y costosas, algunas de ellas son automáticas, principalmente los frenos.

Foto: Francisco Díaz Torres

Descríbenos brevemente tu rutina de entrenamiento previo a cada competencia.

Una semana antes de cada competencia, bajamos cargas para que en el día de la prueba, el cuerpo esté al 100%. Lo ideal es masajear el cuerpo 3 o 4 días antes de la competencia y alimentarte bien en cantidades adecuadas.

En el día previo a la carrera, se bajan las cargas a los tiempos con entrenamientos más tranquilos como 1 hora de natación y 30 minutos de atletismo, todo a tu propio ritmo, para que el cuerpo se recupere fácilmente y darlo todo durante la competencia.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué tan lejos estás de llegar a unos Juegos Olímpicos?

Llegar allí es todo un proceso muy largo, pero es posible cuando tú te lo propones, cuando hay en ti todas las habilidades necesarias y las técnicas requeridas para afrontar un proceso olímpico de alto rendimiento que no se logra de la noche a la mañana.

Es cumplir con unos requisitos mínimos como mejores tiempos, ir clasificando paso a paso a chequeos para ingresar a la Selección Colombia y luego representar al país en las justas que se necesitan para cumplir ese ciclo olímpico como: Juegos Nacionales, Panamericanos y mundiales que dan puntaje a la clasificación olímpica.

Entonces hay muchas ganas de estar allí, pero con los pies sobre la tierra, ya que esto es un proceso muy largo y yo apenas comencé hace un año en este deporte. Si se hace todo lo que se requiere y se tiene el apoyo económico, se podría lograr ese sueño.

Foto: Francisco Díaz Torres

Tras el confinamiento… ¿Qué metas a corto y largo plazo tienes trazadas en el triatlón?

VER MÁS  Sara Vargas, la pequeña gigante de la para-natación

En el corto plazo, estoy participando de una serie de carreras virtuales que se han venido programando a lo largo del confinamiento. No soy muy amante de las actividades virtuales, pero al final lo mantienen a uno motivado y activado como el caso del duatlón.

Para más adelante tengo en la mira la carrera en San Andrés que se haría en marzo de 2021, a falta de un comunicado oficial, y en cuanto a lo internacional está el mundial de triatlon por categorías que lo aplazaron para el otro año en Bermuda, pero también falta un pronunciamento oficial por parte de la organización para su realización.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué escenario natural ha sido tu favorito para la práctica del triatlón en Colombia?

Todos, pero me quedo con San Andrés por el mar, porque es mi obsesión, disfruto demasiado nadar sobre el mar a diferencia de los lagos o represas, pero para las demás pruebas es terreno plano y no es mi fuerte.

También rescato Guatapé (Antioquia), es otro de mis favoritos por sus carreteras montañosas y los repechos que hay para las pruebas de fondo de ciclismo y atletismo y sobre todo por su represa.

Foto: Francisco Díaz Torres

Aparte del deporte. ¿Qué otros oficios o actividades realizas?

Hace una semana me gradué como comunicadora social. En mi caso el estudio siempre ha ido de la mano con el deporte, pues yo madrugaba demasiado para entrenar, luego iba a la universidad y después entrenaba y así sucesivamente, hasta que las tardes las disponía para las tareas. Mis actividades afines han sido el estudio y el deporte.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué tipo de música te estimula escuchar durante cada entrenamiento?

El jazz y el R&B son los géneros que más suelo escuchar antes de una competencia, durante la misma y en los días previos a la prueba, escuchar esta música me genera mayor concentración a la hora de competir.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo analizas el tema de la equidad de género en tu deporte?

La equidad de género en el triatlón ha sido muy positivo y es de resaltar, porque somos uno de los pocos deportes en el que tanto hombres como mujeres competimos en las mismas distancias y los premios son iguales para los ganadores de cada género.

A diferencia de otros deportes, donde se evidencia que por ser mujer se premia con menos dinero, lo cual para mí es incoherente en todo sentido. Obviamente es todo un proceso acá en Colombia, ya que hay deportistas mujeres que se han formado para tener más resultados que los hombres.

Eso demuestra que nosotras las mujeres contamos con las mismas capacidades para reflejar nuestro desempeño dentro del deporte.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué te llena de motivación y alegría a nivel personal?

Que todo lo que me propongo y se me mete a la cabeza, lo lucho para que esto pase y lo logro, insisto y persisto. Pero cuando no se me da el camino se deben a factores externos de la situación.

Algo que yo admiro de mi misma es que siempre cuando tengo una idea, la trabajo y la materializo, y hago hasta lo imposible para que todo se cumpla por ese lado.

Foto: Francisco Díaz Torres

Un mensaje para las mujeres o niñas que desean practicar triatlón.

En el triatlón no solo se aprende a tener resistencia física sino resistencia en la vida en lo personal y mental.

Cuando tú haces triatlón crees que todo es posible, porque para practicarlo debes llevar un proceso, tener una disciplina muy grande, y cuando realmente lo llegas a cumplir y todo haya valido la pena en todos los aspectos de la vida, te vas dando cuenta que si es así, también se pueden cumplir las otras metas personales.

Indiscutiblemente, el triatlón es el mejor deporte y el mejor camino que pudo llegar a mi vida. Sin duda yo sé que a la persona le llegue a su vida el triatlón, también será igual.

Foto: Francisco Díaz Torres

Un lugar de Colombia que nos recomiendes visitar tras la reapertura.

El Eje Cafetero porque es una región muy espectacular.

Foto: Francisco Díaz Torres

Agradecimientos:

Amazilia Hotel, Pereira, Risaralda.

Mamatina Hospedaje, Restaurante y Bar, Santa Rosa de Cabal, Risaralda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *