Dayanna Martínez, la embajadora del karate en el Eje Cafetero

Foto: Francisco Díaz Torres

Dialogamos con la deportista manizaleña que cerró la temporada 2021 con una medalla de plata en el campeonato nacional de karate disputado en San Andrés.

Las artes marciales cobraron mucho protagonismo este año con el debut del karate en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el cual entregó medallas en las modalidades de kata (ejercicio) y kumite (combate). Aunque Colombia no tuvo representación allí, hay deportistas que aspiran a sacar la cara por este deporte a nivel internacional.

Una de ellas es Dayanna Martínez Henao (n. 2000), quien ha figurado a nivel nacional, tras colgarse varias medallas en representación de Caldas en el campeonato nacional de karate que se celebró en el archipiélago San Andrés. Fémina Deportes la entrevistó y la acompañó durante un día de entrenamiento en el Coliseo Menor de Manizales.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo calificas tu experiencia en el campeonato nacional de karate tras ganar varias medallas?

Fue una experiencia demasiado bonita, ya que llevo cuatro años compitiendo en categoría mayor y solo hasta este año llegué a mi primera final, siempre quedaba de tercera o me eliminaban de cuartos de final. Trabajé muy duro durante dos meses y las sensaciones fueron positivas, porque fue fascinante enfrentarme contra rivales de mucha trayectoria y al final terminé contenta por el resultado esperado, una medalla de plata que me hizo sentir orgullosa por Caldas.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo comenzaste en esta actividad deportiva?

Comencé a los 8 años, justo cuando estaba en tercero y mis compañeros del colegio en ese entonces me molestaban. Por tanto me cambiaron de institución de monjitas (colegio de vocación católica), y al llegar allí, la rectora me concedió una beca para entrenarme con la Liga Caldense de Karate.

Allí comencé a entrenarme de forma tradicional en kata y nunca pensé que fuese tenida en cuenta para una selección colombiana de karate. A los 14 años, el sensei Leonardo Felizzola me llamó porque veía potencial en mí y quería prepararme. Entonces ya entrenaba los lunes, miércoles y viernes, hasta que de un momento para otro, ya participaba en eventos nacionales.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué recuerdas de tu primera competencia internacional y de la más reciente?

VER MÁS  Margarita Martínez: "Todo lo que hagamos en el mundial va ser ganancia para Colombia"

Fue en el año 2016 cuando hice parte de la categoría junior y el evento se realizó en Argentina. Lo más curioso fue que dos semanas antes del sudamericano, me fracturé el dedo pequeño de mi pie y tenía temor de perderme el torneo. Entonces con mi entrenador decidimos seguir adelante con la preparación, a tal punto de que me vendaron bien mi pie, descansé un fin de semana y me limité solamente a trabajar brazos y pura bicicleta.

Dentro del torneo, me enfrenté en primera ronda con otra deportista y el duelo quedó empatado a 8, por lo que los jueces decidieron darle la victoria a mi rival en ese entonces. Pero lo que más disfruté fue la experiencia de conocer otra cultura y de interactuar con otras karatecas de mayor nivel.

En cuanto a la más reciente, fue en París para la copa francesa de karate, que me sirvió como preparatorio para el último nacional que disputé; allí avancé dos rondas y quedé eliminada en cuartos de final. Pese al resultado, me sentí muy motivada de seguirme preparando para las futuras competencias, fue otra experiencia bonita.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué deportistas de karate te inspiran o te influyen?

Entre las mujeres admiro a una karateca turca, que no recuerdo su nombre, pero sin lugar a dudas a quien más admiro es a mi entrenador Leonardo Felizzola, ya que en su momento fue de los mejores del país y gran pateador. Realmente cuando alguien te dice que eres la mejor, lo motiva a uno a superarse cada vez más.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo describes tu participación en Juegos Nacionales de 2019 y cómo te preparas para las próximas justas acá en el Eje Cafetero?

VER MÁS  Entrevista | Misi Arzuaga, la líder polideportiva de Las Tucanes

Mi experiencia fue corta y sustanciosa. Aprendí y crecí como deportista y persona, me hice mucho más fuerte, pero lastimosamente mi participación terminó rápido en primera ronda, a causa de una luxación en mi mandíbula.

En ese momento me tocó con una deportista del Valle, y en un choque, ella me propinó un izquierdazo y me desencajó la mandíbula, entonces por cuestiones de integridad física del deportista, los jueces me dijeron que hasta ahí llegó mi participación.

En realidad me sentí triste porque estaba dando lo mejor de mí y las expectativas con llegar al podio eran altas, eso me enseñó a ser más guerrera. Lo que me espera las justas de 2023 es una enorme preparación y pase lo que pase, mi objetivo es llegar al podio y ser la mejor.

Foto: Francisco Díaz Torres

Entre kata o kumite… ¿En qué modalidad te desempeñas mejor?

El fuerte mío es el kumite, el kata no (risas). Llevo practicando kumite desde hace 6 años, dentro de los 12 ligado a este deporte.

¿Cuáles son tus fortalezas físicas y mentales a la hora de competir?

Primero, me considero fuerte, tengo amplia capacidad de autocontrol, ya que vengo trabajando mucho en el fortalecimiento de mi confianza en competencia, de la mano tanto del psicólogo como de la trabajadora social. También me considero disciplinada y me gusta hacer las cosas a un buen ritmo.

Foto: Francisco Díaz Torres

El karate solo estuvo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero de ahí en adelante continuará en el programa de Juegos Mundiales. ¿Qué expectativas tienes en el futuro sobre este deporte?

Yo creo que mis expectativas van como en una especie de escala, me gustaría llegar a ser campeona panamericana, centroamericana, llegar al podio de un mundial. Todo es un proceso, no puedo decir que de la noche a la mañana estoy en mundial sin antes pasar por un panamericano. Sí o sí… Ser campeona nacional, panamericana y mundial.

Foto: Francisco Díaz Torres

Un mensaje para las niñas y mujeres que desean practicar karate.

VER MÁS  María Restrepo, un disparo camino al deporte

Que no tengan miedo, a veces hay que arriesgarse a realizar cosas nuevas y el que arriesga no gana, entonces el karate es un deporte muy bonito y no solo es considerado para hombres como muchas lo generalizan, y más por el tema de las películas que se ven que son muy fuertes. Realmente, el deporte del karate abre muchas puertas, y yo soy testigo de que el deporte es uno de ellos. Yo soy becada y estudio gracias al karate, también te da la posibilidad de viajar, conocer y estudiar, solo es cuestión de tomar la decisión de querer hacerlo.

¿Te has visto toda la saga de Karate Kid o Cobra Kai?

Me he visto la película interpretada por el hijo de Will Smith, y cuando lo veía, llegaba a un punto de que el personaje trabajaba con mucha presión. Por ende, si quiero llegar a ser una campeona mundial, tengo que trabajar y exigirme para poder ser la mejor, esa es la razón por la cual estas películas nos dejan enseñanzas de vida.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué le hace falta al karate para ser ampliamente difundido por los medios de comunicación?

Lo que falta es el voz a voz, que por el hecho de ser deportistas nos reservamos el no contar las experiencias que nosotros tenemos. También falta difundir más y no venderlo como un deporte brusco, de no contacto, sino que es un arte marcial limpio.

Foto: Francisco Díaz Torres

Un mensaje para tus seguidores y tu familia.

Primero que todo, darle gracias a dios y obviamente a mi familia por el inmenso apoyo que me han dado, ya que sin el apoyo de mi abuela, la principal vocera de que yo esté aquí, por la educación que me brindó, y realmente le agradezco todo a ella, por lo que he logrado hoy en día.

Foto: Francisco Díaz Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *