Jessica Plazas: “Sueño con ganar los 4 Grand Slam y ser la tenista #1 del mundo”

“Soy una persona bastante tímida e introvertida, pero eso lo he ido cambiando desde que estoy en la academia de actuación. Dentro de la cancha soy todo lo contrario a lo que soy por fuera de ella, grito todo, voy por todo, saco ese lado que cuando estoy afuera no puedo sacar”. Así se define la joven tenista colombiana, que con 18 años ya ha representado el país en torneos internacionales, con muy buenas participaciones.

Desde pequeña empezó con otros deportes, pero se quedó con el tenis como proyecto de vida, “mis papás siempre quisieron que hiciera un deporte, yo tengo un hermano mayor, hicimos varios deportes. Yo hice un poquito de fútbol, natación, pero llegué al tenis porque mi hermano empezó a jugar tenis y la verdad es que soy muy competitiva siempre quise ganarle, entonces empecé a jugar tenis por ganarle. Empecé un poquito tarde, a los 8 años”.

Es una deportista de alto rendimiento, por lo que lleva un día a día bastante agitado, “con la pandemia me cambió todo un poco, entreno en la mañana de 8 a 12, luego en la tarde de nuevo de 2 a 4 y estoy en una escuela de actuación que es de 6 pm a 10 pm, entre esos huecos descanso, hago tares o hago lo que tengo que hacer del colegio”.

Actualmente, aunque el deporte femenino ha crecido mucho, y ha empezado a recibir mucho más apoyo, es evidente que en algunas ocasiones se presentan casos de discriminación, y Jessica no fue la excepción, “siempre ha existido un poco, desde el colegio, no te dejan jugar ciertos deportes simplemente porque eres mujer y creen que eres débil. En el tenis también se ve, a veces no te ponen a jugar con los hombres porque creen que te ganan muy fácil, que no puedes tener el ritmo. Eso es algo que se vive mucho en Colombia, y por más de que parezca que en el tenis no, también se vive en los entrenamientos, en los torneos, los comentarios, de que los hombres son mucho mejores, los hombres soportan 3 sets, y siempre miran lo malo, y cuando hice fútbol también creen que por ser mujer no sabe hacer las cosas”.

“Cuando tenía más o menos 13 años, viajé a mi primer torneo internacional, hice final, perdí en la final, fue cuando verdaderamente me di cuenta que quería esto para toda mi vida, que quería viajar, quería competir y quería ser la mejor tenista del mundo”.

Durante su carrera ha sido parte de varios equipos y ha compartido con varios entrenadores, pero siendo el equipo de Colsanitas quienes más la han apoyado,comencé a jugar tenis en Compensar, donde también estuve en el equipo de natación y luego pasé a jugar en la liga de tenis de Bogotá y ahí ya fue con empecé a entrenar con Colsanitas”. Uno aprende mucho de cada entrenador que tiene, pero, el que ha estado en los momentos más difíciles y comparto más y puedo decir que es hasta un padre para mí Felipe Verón, con el que estoy ahorita actualmente, me ha acompañado en momentos muy tristes en momentos muy felices, en las derrotas, en las victorias”.

Hace parte del equipo Colsanitas, mismo que ha sacado varios de los grandes tenistas del país, un equipo que ha apoyado este deporte en Colombia, “Fue algo que salió de la nada, yo estaba jugando unos torneos, estaba en Ecuador, cuando mi mamá me llama y me comenta que había hablado con una de las personas que selecciona en Colsanitas y que ahora iba ser la nueva integrante del equipo. Fue algo muy espontaneo, yo no tenía ni idea, esa llamada ha sido de las más felices en toda mi vida”.

“Empecé con ellos cuando tenía maso menos 14 años, llevo con ellos ya bastante tiempo, creo que gracias a ellos a Colsanitas, he podido viajar, y tengo la posibilidad de vivir y cumplir mis sueños. Ya había empezado con ellos cuando jugaba en la liga, pero no era parte del equipo, ya luego entré al equipo, y empecé a trabajar con Felipe Verón y Alejo Pedraza, con ellos he trabajado a lo largo de este tiempo, ahorita con Carlos Salamanca que también me está ayudando. Ha sido un proceso de varios años, les debo todo lo que sé y todo lo que hago”.

Jessica ha podido dejar en alto el nombre de Colombia, ha participado en varios torneos de Sudamérica y en Europa, con la corta edad que tiene, ya lleva un gran recorrido y con excelentes resultados, tanto en dobles como en individual, “el torneo más especial para mí fue el mundial sub-16 que se jugó en Hungría que jugamos por Colombia. Fue muy especial porque ganamos el sudamericano que fue en Bogotá, quedamos campeonas, era la segunda vez que iba a Europa entonces fue muy especial para mí, y en dobles también tengo uno muy especial que fue en Argentina, quedamos campeonas con María Paulina Pérez y el primer título profesional nunca se olvida”.

“Siento que el doble lo disfrutó más, el sencillo a veces lo sufro mucho, pero me gusta más jugar sencillos tiene ese algo, que todo dependa de mí me llama más la atención, pero jugar dobles me gusta demasiado”.

Cuando te dedicas al deporte de alto rendimiento, probablemente con mucha disciplina vas a lograr varias cosas, tendrás experiencias muy buenas, pero también, otras no muy buenas, “tuve que ir a Europa sola una vez, el estar tan lejos de mi casa, que no me fuera bien en los torneos, me perdí una vez en París. En Austria me quedé una noche por fuera del hotel porque el check-in se hacía en máquina y no aparecía mi reserva, esa vez que fui a Europa la pasé bastante mal”.

“Fue un poco duro salir, ir a Europa y darme cuenta que en Suramérica jugamos muy diferente a lo que juegan las europeas y tener que adaptar y cambiar todo mi juego a lo que es realmente el tenis internacional, porque en Suramérica puedes ganar de cierta forma, pero vas a Europa jugando así y no vas a ganar, entonces ese cambio me costó bastante, es muy diferente el tenis de acá al de Europa, en la parte de mujeres”.

Tiene diferentes títulos, tanto a nivel local como internacional, pero el que Jessica más recuerda es el título del torneo de gira suramericana que ganó en Ecuador, “estaba jugando la final, me acuerdo mucho que todo el torneo dije, cuando termine el torneo, cuando gane el torneo me voy a comer un helado, porque el helado que venden en ese club es muy rico. Llegué a la final, perdí el primer set, y en la mitad del segundo set y vi que estaban regalando helados, y todo el mundo comiendo helado, yo dije tengo que salir rápido del partido porque quiero helado y aparte gratis no puedo desaprovechar esto.

Gané el segundo set y terminé ganando el tercer set 6-4 un partido muy largo, y yo con ganas de querer terminar rápido el partido. Salgo del partido, salgo de la cancha, me voy al puesto de helados y ya no había un solo helado, ni siquiera para vender, se había acabado todo, no pude celebrar la final. La verdad me cuido mucho con la comida, pero el helado de ese club me ganaba, por más de que había ganado el torneo, estaba triste porque no me había podido comer mi helado”.

El deporte está creciendo, poco a poco se recibe más apoyo del gobierno y de las personas, sin embargo, se necesita más para que los deportistas tengan más posibilidades de crecer y llegar a grandes torneos internacionales, “acá en Colombia hay bastante gente talentosa, gente que juega muy bien, pero si siento que hace falta más ayuda, yo soy privilegiada y tengo Colsanitas y le debo todo a Colsanitas porque gracias a ellos puedo jugar, pero siento que hay chicos muy talentosos y pues Colsanitas no va poder con todos, entonces siento que hace falta mucho más apoyo.

“Afortunadamente, Colsanitas está apoyando mucho las mujeres, hay varias mujeres en el equipo, pero sí creo que el principal problema de Colombia es que no hay apoyo para el deporte, no hay apoyo para el tenis, pero hay gente muy talentosa, pero si hace falta apoyo a las mujeres y a los hombres como tal, pero al menos tenemos a Colsanitas que es una ayuda muy grande”.

Tiene que llevar una vida muy agitada, está cursando once y ha sido difícil hacer las dos cosas al tiempo, sin embargo lo ha logrado y con muy buenos resultados, “estuve en colegio normal, presencial hasta octavo – noveno, pero ya era muy difícil el tema de nunca estar en la casa y tener que adelantarme, hubo dos-tres años que llegaba a estar un mes fuera de mi casa, se volvió muy complicado, decidí irme por el colegio virtual, me ha beneficiado mucho, me permite tener mis horarios, noveno, décimo y ahora once lo he hecho en colegio virtual”.

Sus mayores referentes son Rafael Nadal y Victoria Azarenka y su más grande sueño es “Ganar los 4 Grand Slam y ser la tenista #1 del mundo”.

VER MÁS  Mariana Mesa y su máximo compromiso con la organización de los Juegos Nacionales 2023

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *