Laura Goméz: “Es muy lindo y muy gratificante que te digan que hiciste historia para un país en tu deporte”

Foto: Schtsfoto’s

Nacida en el Carmen de Viboral (Antioquia), Laura Goméz Quintero (n. 1990) fue la primera y única patinadora colombiana en clasificarse a los Juegos Olímpicos de Invierno en 2018 celebrados en PyeongChang, Corea del Sur. Fémina Deportes tuvo el placer de hablar con la deportista que hoy disputa el Campeonato Panamericano de Patinaje en Ibagué, Tolima.

Laura es una mujer tranquila, respetuosa con sus compañeras de equipo y muy decidida dentro de la pista. Inició su carrera deportiva cuando tan solo tenía cuatro años siguiendo los pasos de su hermano mayor quien también practicaba patinaje. “Desde muy pequeña empecé a patinar en el Carmen de Viboral, nosotros los hermanos menores imitábamos a los mayores; Mi hermano mayor hacía patinaje de carreras entonces yo lo seguía y aunque él tomó un camino muy diferente, yo pude continuar hasta el día de hoy”. Justamente esa constancia y perseverancia en el deporte sobre ruedas es lo que le han permitido a Laura convertirse hoy por hoy en una referente del deporte colombiano.

Foto: Alcaldía Carmen de Viboral

“Salí del Carmen a los 14 años y de allí me fui a Rionegro, a un club llamado Leones donde entrenamos en el parqueadero del estadio municipal, no era nada parecido a una pista, era muy largo entonces la curva era un poco incómoda para practicar, pero al menos era mejor que en el Carmen donde teníamos que cerrar calles, parques y demás para poder entrenar. Además de todo allí me daban la oportunidad de trabajar como monitora de los niños más pequeños entonces podía ganar un dinero extra”, añadió.

Hacer parte de las selecciones departamentales y nacionales de patinaje en Colombia resulta ser una de las competencias más fuertes donde solo los mejores tienen un cupo en cada una de ellas. Hoy por hoy, Colombia es catalogada como potencia mundial en patinaje sobre ruedas tras lograr 17 campeonatos mundiales y diez de ellos de manera consecutiva, por esta razón la carrera deportiva de Laura ha sido de alta exigencia hasta lograr llegar a una selección Antioquia y finalmente ser llamada a Selección Nacional.

“En el 2011 empecé a ir a la universidad y me fui a Medellín a vivir con mi mamá y mi hermano, allí me pasé al club de patinaje, Paisa Patín, donde estuve desde el año 2011 hasta el 2015, crecí muchísimo y gracias a este club llegué a mi primera selección Antioquia y posteriormente tuve un llamado a la Colombia”.

“Para el 2015 decidí seguir avanzando y me fui a Envigado, desde ahí hasta la actualidad pertenezco a este maravilloso club PAEN con varios llamados al equipo nacional también”, añadió Laura.

Foto: Diario Mística Deportiva

Entrenar y estudiar una carrera universitaria no siempre fue tan fácil como se lee, Laura siempre tuvo claro lo que quería y cómo proyectaba cada uno de sus sueños: “Desde muy pequeña me tracé mis metas y objetivos, el más alto, por supuesto era ser campeona mundial pero obviamente antes de eso debía ir alcanzando las metas necesarias para lograrlo, tuve que luchar muchos años por un cupo en la Selección Colombia de mayores, creo que me ayudó la perseverancia, la constancia y la disciplina, además de la decisión que yo tenía de poder lograr mis sueños y que no quería desistir sin luchar”.

“No fue nada fácil, fueron muchos sacrificios y frustraciones pero finalmente Dios me permitió llenarme de paciencia para lograr llegar hasta donde hoy estoy”, añadió.

Las competencias internacionales para Laura llegaron en el año 2014 cuando viajó a Rosario (Argentina), al campeonato mundial “Yo ya era de la categoría mayores, fue una concentración difícil porque nunca había estado en una concentración antes, estaba lejos de mi familia y eso fue duro, la comida era diferente y no tenía muchos conocidos, los entrenamientos eran durísimos pero fue una linda experiencia, en este campeonato solo pude participar en maratón”.

Para los siguientes dos mundiales: China 2015 y Nanjing 2016, la antioqueña ya sentía mucha más confianza en su trabajo, en la seguridad que le brindaba vestirse del tricolor nacional y aunque no logró coronarse campeona mundial en estas ediciones, si pudo volver al país con la certeza que hacía parte del selecto grupo nacional que se coronó campeón en esas dos ediciones.

VER MÁS  Andrea Alzate: "Desde que cogí una bicicleta de ruta me enamoré completamente del ciclismo"

De la decepción a un sueño cumplido

Foto: Federación Colombiana de Patinaje

En el año 2017 cuando Laura intentaba buscar un cupo para volver a participar en un mundial, llegó lo que para ella ha sido uno de los momentos más difíciles de su vida. Luego de mucho esfuerzo, competencias y entrenamientos, desafortunadamente quedó por fuera de la Selección Colombia: “Yo pienso que todos los deportistas tenemos desde muy pequeños un sueño que es poder ser deportistas profesionales y poder vivir de lo que se ama, en mi caso vivir del patinaje, siempre lo tuve en mis metas, objetivos y sueños”.

“Cuando yo me fui al hielo en 2017, lo hice más por la desilusión de no haber clasificado a selección, me fui buscando nuevos aires, además de reforzar mi inglés y conocer nuevas culturas. Inicialmente me iba por seis meses pero se alargó un poco más y trajo unos resultados maravillosamente increíbles”.

Si bien no logró asistir al campeonato mundial de ese año, Laura no se dio por vencida y quiso probar su habilidad deportiva, pero esta vez sobre el hielo, algo realmente poco común para un colombiano y por supuesto para esta paisa que durante toda su vida había competido en pistas de resina especial o asfalto pulido.

“Cuando supe que había una pequeña posibilidad de clasificación a los Juegos Olímpicos de Invierno PyeongChang 2018 no pensé que fuera tan viable, primero porque era consciente que se necesitaban muchos años de preparación y dinero, yo la verdad estaba allá casi que por casualidad. Por supuesto me emocionaba tener la posibilidad cerca pero traté siempre de ser realista conmigo misma y nunca me quise emocionar mucho”.

Para finales de Enero de 2018 el presidente de la Federación Colombiana de Patinaje confirmó la clasificación y participación de Laura Gomez en los Juegos Olímpicos de PyeongChang luego de la sanción que impuso el Comité Olímpico Internacional a los atletas de Rusia: “Cuando me llegó la noticia lloré mucho, salté y hasta temblaba porque no lo podía creer, aunque sabía que era una pequeña posibilidad, que no dependía solo de mí porque dependía de que dos personas más, que no pudieran asistir, que renunciaran, o que no pudieran participar”, expresó.

VER MÁS  Ana Sofía Cadavid: "El oro en BMX en los Sudamericanos Juveniles ha sido el logro más importante de mi carrera"

“Todo se alineó para que yo estuviera en Corea y hasta el día de hoy recordarlo me hace sentir inundada de felicidad”, dijo Laura.

Llegaron los Juegos Olímpicos PyeongChang 2018

Foto: Reuters

Oficialmente Colombia había participado en unos Juegos Olímpicos de Invierno en Vancouver 2010 con la representación de una sola deportista en la modalidad esquí alpino. Cynthia Denzler había nacido en Estados Unidos, sus padres son Suizos pero tenían una extensión de nacionalidad colombiana por lo que pudo hacer parte de esta delegación.

Sin embargo, solo hasta 2018, Colombia, un país tropical, sin estaciones y por supuesto sin hielo o nieve en sus 1.141.748 kilómetros cuadrados de superficie logró llevar a cuatro atletas de alto rendimiento a unos Juegos Olímpicos de Invierno, entre esos cuatro atletas se encontraba Laura Gómez Quintero.

“Al día de hoy me cuesta creer que pasó, es muy lindo y muy gratificante que te digan que hiciste historia para un país donde hay tantos deportistas tan buenos, donde nacen estrellas de fútbol, ciclismo, tenis de campo y en tantos deportes, entonces para mi es un honor cuando me dicen que de alguna manera hice historia”.

Foto: Reuters

“Como país del trópico no combinamos muy bien, la gente se acercaba y nos preguntaba cómo era el invierno en Colombia y como nos entrenamos, nadie podía creer que un país del trópico clasificara a unos Juegos Olímpicos de Invierno”, añade entre risas.

“Además de todo, como mi clasificación fue tan improvisada y tan a última hora yo no tenía la ropa adecuada y por unas semana me entrevistaron mucho porque llamábamos la atención”.

“Yo no tenía guantes, ni chaquetas ni ropa especial entonces fue un tema internacional donde me escribían de todas partes del mundo y me decían que querían ayudarme y enviarme ropa. La gente no sabía que yo no era que no tuviera la ropa sino que ya venía en camino, pero todo fue muy lindo porque sentí un apoyo inmenso desde el inicio”, contó.

El día de la prueba

La prueba para Laura Goméz se disputó el 24 de febrero en el Gangneung Oval de PyeongChang, Corea del Sur, en la modalidad Mass Start y fue allí donde la colombiana se llevó no solo los elogios del público sino que dejó en alto en nombre de Colombia.

“Antes de competir estaba muy tranquila, mi carrera fue el penúltimo día de los Juegos, entonces tuve todo el mes de febrero para prepararme. Yo me enteré a finales de enero de mi clasificación entonces todo fue algo muy express, no me dio tiempo de asustarme”.

“Sin embargo cuando yo estaba en el óvalo, dentro del óvalo, donde tenía cientos de ojos sobre mí, me asusté mucho, estaba en una plaza ajena y donde solo llevaba 2 eventos oficiales en hielo, nunca había tenido un estadio encima, tenía mucho susto de no hacerlo bien”, contó con la emoción que la caracteriza.

Foto: Reuters

“Traté de hacer lo mejor posible, es un deporte muy técnico pero creo que los colombianos somos muy berracos, yo tenía muchas ganas y pude sacar la bandera de Colombia en alto, no logré clasificar a la final pero puedo decir que no me reproché nada, di hasta la última gota de esfuerzo que tenía y esa es la mejor sensación como deportista, salí feliz con la tranquilidad de haber hecho lo mejor y de haber logrado algo tan importante como deportista”, añadió Laura.

Una competencia deportiva es el resultado de días de preparación, entrenamientos a doble jornada y un trabajo incansable para lograr cada objetivo, Laura conoce muy bien el concepto de sacrificar momentos, familia y comodidades por perseguir su sueño, no obstante, nunca ha estados sola y recalca lo importante que fue su entrenador en la preparación para los Juegos Olímpicos: “Fue alguien que definitivamente marcó mi vida, he tenido varios entrenadores y a todos debo agradecerles mi formación pero con él fue diferente por el tema de la comunicación y la cultura”.

“Él tuvo una entrega total y una conexión especial conmigo, trataba de explicarme con dibujos literalmente porque él solo hablaba inglés, yo intentaba entender a medias porque ese inglés era muy técnico”, recalcó.

“Él marcó mi vida y es alguien a quien debo agradecerle mucho, lo respeto le tengo un profundo cariño”, exclamó Laura.

VER MÁS  Colombia culmina tercera en natación de carreras del Sudamericano

El presente de Laura Gómez

Foto: Archivo de la deportista

La Selección Colombia de patinaje se reunió en el mes de enero en Bogotá con el fin de prepararse para el Campeonato panamericano que se está llevando a cabo en Ibagué, Tolima. Como anfitriones de la competencia, el equipo ha buscado consolidar nuevamente el equipo que buscará subirse a lo más alto del podio y por supuesto la antioqueña hace parte del selecto grupo.

“Ha sido muy gratificante nuevamente estar en Selección Colombia, estamos en este Campeonato panamericano, se ha hablado de algunos eventos en Europa, si lo permite la situación de Covid, y además habrá un selectivo que se hará a mediados de año para escoger a la Selección Colombia que viajará al campeonato mundial en Cartagena, entonces vienen grandes y cosas e importante por eso necesitamos estar de la mejor manera para cuando toque ir por nuestro cupo para los campeonatos mundiales”.

Foto: Archivo de la deportista

“Mi próximo reto es este Panamericano, es por lo que estoy entrenando actualmente, quiero ir a ganar y llevar a Colombia al número uno, por mi familia y por el Carmen y por Antioquía, pero claramente está poder tener una buena preparación para el selectivo y mi cupo para septiembre de 2021”.

“Ese sueño que está pendiente es ser campeona mundial, confiando en Dios yo se que va a llegar”, contó.

Paciente, respetuosa y determinada, así es Laura Goméz, una colombiana, deportista, mujer, referente y sobre todo soñadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *