Oriana Ospina y su amor a primera vista por el rugby subacuático

Foto: Francisco Díaz Torres

La deportista risaraldense nos compartió su pasión por el deporte que transformó su vida y sus objetivos hacia el futuro.

Desde hace 8 años, la vida de Oriana Ospina dio un giro sorpresivo por un accidente que le afectó su rodilla izquierda y cuyo proceso de recuperación fue desafiante, pero con un final feliz al hallar el amor de su vida.

Ese amor llamado rugby subacuático, le permitió resurgir como el “ave fénix” y se ha convertido en una pieza importante del equipo Leones del Mar femenino de Pereira en competencias a nivel nacional.

La fuerza, la resistencia debajo del agua y su liderazgo han sido sus pilares deportivos. Oriana ha sido una referente de esta disciplina donde aspira tener espacio en certámenes deportivos como los Juegos Nacionales.

A sus 25 años, Oriana se prepara para volver a competir junto a sus compañeras. Graduada como comunicadora social, la rugbier pereirana compartió con Fémina Deportes su historia de superación.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Quién es Oriana Ospina? (cómo te describes)

Oriana es una mujer muy apasionada, pero sobre todo disciplinada. Es muy constante en todo lo que hace y le gusta proyectar en las personas lo mejor que tienen. No le gustan las malas vibras. En el proceso de sanación física y espiritual que lleva día a día ha aprendido a no dejar nada para después.

Es un algo psicorrigida con las actividades y con los propósitos que tiene pendientes. Le gusta entregar todo, lo poco o lo mucho que tiene. Le gustan los detalles por mínimos que sean. No le gusta perder días de entrenamiento, si por ella fuera entrenaría todos los días, hace hasta lo imposible por llegar a entrenar. Es la prioridad número 1.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo te iniciaste en el deporte?

Mi historia en el deporte siempre la describo como: un mal fin siempre lleva consigo un buen comienzo.

En el año 2012, era una persona activa desde lo básico, iba al gimnasio y todo normal, un día me accidenté en una moto, mi rodilla izquierda dio contra la farola de un taxi y se reventó el tendón del cuádriceps, perdí la movilidad de la rodilla casi en un 80%.

Tuve cirugía de reconstrucción de tendón, me pusieron un par de tornillos y empecé el proceso de recuperación, tuve 40 sesiones de terapia, 2 de hidroterapia y empecé a recuperarme lentamente, me adelgace muchísimo, al punto de pesar 44 kilos con 1,72 m de estatura, entre en proceso de depresión, y un año después empecé a salir de toda esa oscuridad, a alimentarme mejor, y volví al gimnasio con mis 44 kilos. (Me paraba de lado y no me veía lo delgada que estaba).

En el gimnasio empecé a recuperarme y a ganar peso, pero como todo cuando te dañas una extremidad la otra empieza a suplir necesidades y a sobrecargarse y eso pasó, mi rodilla derecha empezó a sobrecargarse al punto que empezó a desviarse.

Foto: Francisco Díaz Torres

En una última cita con el ortopedista, él me dice que tengo sí o sí que empezar a hacer algún deporte o actividad física en el agua porque si no me voy a quedar sin rodillas en muy poco tiempo, debido a que estaban muy desviadas las rótulas y la actividad física en tierra solamente ayudaba a que se desviaran más.

Ahí busque la posibilidad de hacer algo simple en la Villa Olímpica. Para esa época una gran amiga, Angélica Ladino, estaba en rugby subacuático y le pedí el favor de que me ayudara a buscar un club para hacer natación y ya.

Ella insistente me dijo que probará rugby que por lo menos ahí me podía divertir más. Accedí e inicie en junio de 2014, mi idea era quedarme dos meses de vacaciones de la universidad y no más. Sin embargo me gustó tanto que ya llevo aquí casi 7 años después.

La verdad creo que fue la mejor decisión de mi vida, y hoy en día puedo decir a grito herido que si tuviera que vivir 1000 veces más mi accidente y todo lo negativo que eso trajo, con tal de conocer mi deporte, lo haría sin dudarlo. El rugby subacuático ser convirtió en el amor de mi vida (risas).

Así llegué y así me quedé en este lindo deporte que cada día me llena de más amor y más pasión.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Por qué elegiste practicar el rugby subacuático?

Terminó siendo una elección para mí, porque a pesar de que empecé a hacerlo por salud física y el ideal era quedarme poco tiempo, elegí quedarme para siempre por todo lo que me retó no solo físicamente, si no también mentalmente este lindo deporte.

Todo lo que me enseñó desde el principio, la colectividad, el trabajo el equipo, el amor por el otro, la solidaridad y generosidad en cada paso, en cada jugada, en cada decisión que tomes tanto dentro como fuera del agua. Las ganas, la pasión, el impulso para volver a levantarse cada vez, la perseverancia, pero sobre todas esas cosas.

La magia, la magia que se siente jugar, la magia que se siente vivir cada momento, cada gol a favor, cada gol en contra, la magia de mi equipo, la magia del juego, creo que son cosas que solo he podido vivir haciendo rugby subacuático. Por eso elegí quedarme y lo elegiría todas las veces que fuera necesario.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué hace tu deporte sea interesante o atractivo de jugarlo?

VER MÁS  María Vallejo Gómez: "El golf más allá de un deporte, es un estilo de vida"

Esta pregunta me gusta mucho, lo interesante de mi deporte es la verdadera versatilidad que tiene, lo diferente que puede ser cada día, la facilidad que le da a cualquier persona de cualquier edad de aprender cosas nuevas.

En rugby puedes aprender cada día de tu vida así lleves 20 años practicando, las jugadas cambian, los amagues, los cambios de dirección, los goles, todo fluye distinto cada vez.

Además me encanta de mi deporte que le permite a las personas ser activas deportivamente hasta que así lo quiera, tengo compañeras, y amigas que tienen más de 50 años y siguen siendo muy pro y muy tesas, entonces te permite jugar hasta el cansancio y aprender todos los días.

Además de que es un deporte muy completo, donde usas tu inteligencia, tu habilidad, tu emoción, tu estado físico, tu fuerza, tu potencia, tu velocidad, tu magia, todo al mismo tiempo. Es un deporte que te quita el aliento pero te da mucha vida.

Y eso sin dejar de lado que es el único deporte en el que puedes jugar en tres dimensiones, suena hasta raro, pero es así, juegas bajo el agua, en tres dimensiones, con un balón de flotabilidad negativa… Suena bastante loco, pero es una realidad.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cuáles son las claves o técnicas esenciales para practicar este deporte?

La clave principal es el compromiso, aunque suena cliché, es un deporte que necesita de compromiso extremo. Te hablo no de meses, si no de años de compromiso y constancia, de aprender cada día de la vida en los entrenamientos, de entrenar todo los días de ser necesario, de lucha contra lo que sí se puede cambiar positivamente, de mejorar, de coordinar, de volverse hábil y rápido con los pensamientos y las decisiones, es un deporte que necesita mucha disciplina, pero sobre todo mucha pasión, el rugby lo jugamos locos apasionados.

Además del compromiso, el aspecto físico y el rendimiento deportivo también son muy importantes, pero cualquier persona de la estatura que sea con los años que sea, con constancia y compromiso puede volverse verdaderamente bueno en este deporte, es un deporte muy generoso y agradecido, sin contar que la comunidad rugbística mundial y nacional es cosa de locos, adonde vayas y haya un rugbista subacuático, encuentras familia, encuentras techo, encuentras acogida.

En mi caso, la velocidad, la potencia, pero sobre todo la disciplina son las claves más importantes para el desarrollo de mi juego, y de mis habilidades en general. Pero como te digo es un deporte muy generoso, de la forma en que tú le des, él también te va a dar.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cuáles han sido los momentos que más recuerdas como jugadora de rugby subacuático?

Los momentos que más recuerdo han sido varios, por no decir que muchos la verdad (risas). Este deporte ha hecho tantas cosas buenas por mí que lo que sobran son momentos. Sin embargo hay 3 muy importantes:

  1. La final contra Noruega de la selección Colombia sub-21, año 2015, dónde quedamos campeonas. No nos lo creíamos. Y lo logramos.
  2. Torneo Bogotá, agosto 2019. Nos pasaron tantas cosas, pero como equipo logramos salir de todo lo negativo y nos mantuvimos en el podio cuando lo pensamos imposible. Fue un torneo muy enriquecedor, es de esos tropiezos que se vuelven grandes victorias. Recuerdo con mucho amor y mucho agradecimiento ese torneo en especial, quedamos de terceras pero fue tan guerreado hasta el último minuto que lo sentimos como un primer lugar. Nos fuimos cansadas y felices de ese torneo.
  3. Este en si no es un momento, son muchos. Es más bien el hecho de estar con el equipo, de conocer a cada una de mis compañeras, de dar todo por ellas bajo el agua y fuera del agua, de ser familia, de apoyarnos, de encontrarnos unas en otras. Eso es lo que más recuerdo y lo que más llevo dentro de mí. Mi equipo, mis leonas del alma, nuestro proceso, nuestro camino y nuestra furia para afrontar cada situación buena o mala. El rugby subacuático lo escoges, el rugby subacuático es la familia que tú eliges.
Foto: Francisco Díaz Torres

Frente a la pandemia… ¿Cómo afrontaste todo ese tiempo sin sumergirte al agua? Y ¿Cómo estás recuperando tu nivel competitivo?

Bueno, la verdad fue muy difícil, porque pues el deporte que práctico no solo lo hago por pasión y gusto, sino también en gran parte por salud. Estar en el agua todas las semanas me ayuda a controlar muchísimo el dolor diario que tengo en la rodilla del accidente, que a veces es fuerte, a veces disminuye y así.

Sin embargo, gracias a plataformas como @Edomii (plataforma virtual para hacer ejercicio en casa) que pertenece a una compañera fue mucho más fácil, ella nos permitía el acceso y podíamos entrenar hasta 3 sesiones diarias. Eso ayudaba muchísimo a desestresarnos, y claro a mantener un poco el nivel de estado físico.

También hacíamos sesiones de entrenos virtuales, de apnea, y ejercicios en casa enfocados al deporte. También hicimos diferentes actividades virtuales, con clubes de otros países, e incluso logramos hacer un encuentro virtual tipo reto a nivel nacional, ‘primer reto online elite power femenino’, donde compartimos diferentes tipos de competencias, desde conocimiento sobre el deporte, hasta físico al fallo.

Fueron experiencias muy bonitas y que se dieron también gracias a toda la situación, entonces no todo fue malo. 6 meses exactos después pudimos volver a tocar agua y fue hermoso. No lo podíamos creer, estábamos muy felices, y creo que ahora valoramos el triple el hecho de poder estar bajo el agua, de poder ir, de poder disfrutar. De poder hacer todo lo que podemos hacer con nuestro equipo y nuestro deporte.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué caracteriza el juego de Colombia en comparación con los países potencias del rugby subacuático como Noruega o Suecia?

VER MÁS  Sara Vargas, la pequeña gigante de la para-natación

El juego de Colombia se caracteriza por dos cosas principalmente: primera, la velocidad y agilidad; y segunda, la malicia indígena que llamamos.

Muchas veces, incluso nosotros, somos más pequeños en tamaño y en estatura en comparación con los europeos, pero la destreza con la que nos conectamos, la velocidad, agilidad y la malicia con la que aprendimos a jugar nos hace superiores y diferentes.

Ha sido un trabajo de mucho esfuerzo y mucho tiempo, es de resaltar el trabajo que han hecho hace ya más de 10 años los equipos que van a competencias internacionales, no solo como selección Colombia, si no como clubes, han ayudado a que nuestro deporte crezca a nivel nacional en internacional, y han hecho que hoy en día seamos potencia mundial en todas las categorías, y que incluso seamos actuales campeones del mundo.

Es algo muy loco y que a todos los que practicamos este deporte nos hace inmensamente felices.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué hace falta para que tu deporte sea parte de unos Juegos Olímpicos o Juegos Nacionales?

Hace falta todavía mucho camino por recorrer, llevamos mucho tiempo esperando la oportunidad de por lo menos ser invitados de exhibición en juegos nacionales, incluso para estos nacionales estábamos haciendo todo lo posible por estar ahí, ya llegó la pandemia y bueno… Pero creo que como en todo, solo necesitamos una oportunidad de estar ahí para mostrar todo lo que tenemos y todo lo que podemos hacer.

Sabemos que llegar a Olímpicos es otro tema, teniendo en cuenta que ni la natación con aletas ha logrado llegar allí, pero sueño con hacer parte del proceso, y lograr abrir el camino para que en algún momento lleguemos allá, creo que moriría feliz después de eso.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué deportistas te han inspirado a lo largo de tu carrera deportiva?

Creo que han sido varias en diferentes etapas del proceso, pero creo que puedo nombrar a varias jugadoras a nivel nacional: De mis compañeras de equipo, en primer lugar, Annie Gallego, (aunque ya no pertenece a mi equipo, ahora se encuentra en club Orcas), durante todo el tiempo que jugué con ella bajo el agua me enseñó a amar más de lo que yo creía a este deporte.

Me enseñó la pasión y la entrega, me enseñó la empatía, la paciencia, la serenidad, pero sobre todo el amor por esto, es mi “partner in crime” dentro y fuera del agua. Además de que es una tesa, tapa penales en mundiales, es el sacrificio hecho persona debajo del agua, y creo que no existe mejor compañera para jugar bajo el agua.

Ángela Martínez, mi angelita de la guarda, es una mujer llena de virtudes, pero bajo el agua tiene la experiencia y la capacidad de poner a brillar a las demás sin dejar de brillar ella misma. Es fuerte, entregada y muy inteligente para jugar.

Foto: Francisco Díaz Torres

Del Club Orcas de Medellín, Liliana Díaz más conocida como Lilo, es una mega tesa y es hermoso verla jugar, la destreza y la inteligencia que tiene para jugar es cosa de locos. Angélica Miranda, cobra penales como los dioses, y tiene una fuerza impresionante. Martha Jenny Aristizábal, es de esas jugadoras que uno quisiera que nunca dejarán de jugar, tiene una apnea megapoderosa y hace unos goles espectaculares.

Del club Hipocampos de Cali, Sofía Ortiz, creo que sin temor a equivocarme, Sofi ha sido inspiración para muchas a nivel nacional, Sofi tiene algo que admiro por montones, es súper resiliente, se adapta de inmediato a cualquier situación dentro y fuera del agua, si tiene que entrenar sola entrena sola, si tiene que entrenar acompañada entrena acompañada. Tapa y cobra penales. Hace goles, defiende, ataca… Todo lo hace bien. Es una jugadora 10 en todos los sentidos.

Por último a nivel internacional hay una jugadora de la selección de Noruega, actuales campeonas mundiales. Gerd Anne Solibakke, es la número 2, verla jugar es espectacular, tiene potencia, velocidad, y un gol de envión brutal.

Pero creo que en últimas en este deporte uno termina inspirándose en todas las jugadoras con las que juega o con las que se enfrenta, de todas se aprende en el camino. Eso es lo más bonito de todo esto.

Foto: Francisco Díaz Torres

Cuentános brevemente tus planes para este 2021 con tu equipo Leones del Mar y con la selección colombiana.

Lo más importante es seguir entrenando y preparándonos fuertemente. Este año queremos ser campeonas nacionales por fin. Esperamos primero que los torneos puedan darse, y que podamos seguir jugando y compitiendo.

Con la selección colombiana, el próximo mundial es en 2023, y puntualmente el plan es seguir preparándome, entrenando todo lo que más pueda con mi equipo, para presentarme al proceso de selección y tener la oportunidad de estar dentro del equipo principal.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo has logrado acoplar tu carrera de comunicación social a tu labor como deportista?

VER MÁS  Yady Fernández: De Futbolista a Ciclista Paralímpica

Es bastante curioso pues se ha acoplado muy bien una cosa con otra. Mi carrera me ha permitido abrir el espectro, lograr darle mucho más reconocimiento a mi deporte, a donde voy, en donde estoy y siempre que puedo hablo sobre mi deporte, y si puedo creo la curiosidad en las personas de preguntar, de conocer qué hacemos 12 locos y locas bajo el agua con un balón de flotabilidad negativa.

Aquí en Risaralda hemos tenido varios espacios de reconocimiento en medios de comunicación. Y gracias a eso también hemos logrado que nuestro equipo y nuestro deporte crezca muchísimo más. Entonces en general se ha acoplado muy bien.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿A quién le dedicas cada gol o cada triunfo?

Es una pregunta que nunca me había hecho, pero cuando la leí la primera respuesta que se me vino a la mente fue: a mí equipo. Ellas son las creadoras de la magia, los goles los construimos todas, los goles los hacemos para todas.

Y creo que siempre que hago un gol en competencia solo pienso en que es una oportunidad más para el equipo de estar un paso más adelante, entonces los goles los hacemos en equipo, son para el equipo y se los dedico al equipo, eso sí de vez en cuando se los dedicó a alguna compañera que lo merezca mucho más.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Qué decirles a las mujeres o niñas interesadas en probar el rugby subacuático como actividad deportiva?

Que se atrevan a probar algo diferente, que vayan un día y se dejen contagiar de la energía y la magia tan bonita que tiene el rugby subacuático. Este es un deporte de tiempo, pero es un deporte en el que uno se disfruta cada momento y cada parte del proceso.

Es muy bonito de verdad, es un deporte lleno de empatía, de ganas, y de mucho amor. La invitación es a qué vayan y prueben, el único peligro que tienen es que no quieran irse jamás.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Claves o tips para tener un cuerpo y una mente saludable desde tu punto de vista?

La disciplina y el amor que uno le ponga a lo que haga, para mí lo es todo. Hay días que a veces uno se levanta sin ganas de nada, que no quiere hacer nada, y eso no está mal, pero en mi caso la disciplina y el amor a esto me llevan a ir a entrenar todos los días que pueda, esté como esté, siéntame como me sienta, hace parte de la terapia mental y corporal del día a día. Ojalá todos pudiéramos disfrutar de lo que hacemos con tantas ganas.

Más puntualmente, en lo físico es llevar una rutina, en mi caso yo semanalmente tengo como meta cumplir con mínimo 3 sesiones de ejercicio en tierra combinadas entre fuerza, destreza motriz, velocidad y cardiovascular. Y eso sí en lo posible poder ir a todas las sesiones de entrenamiento en agua, que se dividen en natación, técnica, motricidad y juego.

En cuanto a lo mental es ponerse metas a corto y mediano plazo, ejemplo, una meta a corto plazo aprender a usar más la mano izquierda en el juego, o hacer goles de una u otra manera, o disminuir tiempos en los piques en agua, y todas esas cosas ayudan a organizarse y dar armonía mental en el cumplimiento de las metas. Es trabajar no solo para uno sino para el equipo y para lo que necesita el equipo de ti.

Foto: Francisco Díaz Torres

¿Cómo ves el rugby subacuático en Colombia de aquí a 10 años?

Lo veo grande, lo veo lleno de triunfos y espero que sigamos siendo potencia y que repitamos triunfos internacionales todas las veces que se pueda, quiero seguir haciendo parte de ese proceso. Y espero sobre todo que en 10 años a cualquier persona que le preguntes por rugby subacuático sepa de qué le estás hablando y sepa que Colombia es una potencia mundial en esta disciplina, Ya empezamos el camino y no vamos a parar.

Foto: Francisco Díaz Torres

Música favorita: Escucho de todo, pero definitivamente la favorita es la música urbana, el perreo (reggaetón) que llaman.

Color favorito: No tengo uno en especial. Siempre he sentido que en todos lados hay colores y que hay que aprovecharlos dependiendo de la situación.

Película favorita: “El quinto elemento”.

Comida favorita: La pasta, y el queso en cualquier presentación.

Ciudad favorita: Pereira, “La Perla del Otún”, siento un amor incomparable por mi ciudad. La gente, la cercanía de todo, los lugares. En fin, yo amor mi perla siempre. PD: Me muero por conocer Dublín (Irlanda), y aunque no es una ciudad, Puerto Rico.

Animal favorito: La cebra, porque es como los seres humanos, pueden verse iguales por fuera, pero sus rayas siempre son diferentes, casi que como la huella dactilar de cada uno de nosotros. Además de que son animales extremadamente nobles.

Foto: Francisco Díaz Torres

One thought on “Oriana Ospina y su amor a primera vista por el rugby subacuático

  1. María Eugenia Valencia says:

    Excelente ejemplo de capacidad, disciplina, amor y tesón para asumir la vida en todos sus colores, no dejes de luchar por tus sueños, eres grande las estrellas siempre estarán contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *