Ser medallista olímpica : “Un sueño que siempre tuve y por el que esperé mucho tiempo”: Lorena Arenas

Sandra Lorena Arenas medallista olímpica en Tokio 2020 comenta que siempre tuvo la esperanza de subirse al pódium y llevar al país un galardón tan importante en este evento multidisciplinario. Su logro olímpico no fue una sorpresa para ella, ya que su preparación tanto física como mental le permitieron cumplir con esta meta.

La marchista colombiana oriunda del Eje Cafetero tuvo que liderar con situaciones complicadas que en un principio la hicieron dudar de participar en Tokio 2020. Luego de incursionar en el mundial de atletismo Doha 2019, el padecimiento de una lesión en su isquion la obligaron a estar fuera de la pista por tres semanas.

Con el apoyo de su fisioterapeuta la recuperación fue dando resultados positivos que le permitieron estar en óptimas condiciones para entrenarse en este reto olímpico. Pasar de rehabilitación a marchar, fue un paso importante que dio esta atleta pereirana para estar física y mentalmente preparada en esta modalidad deportiva.

Primeros pasos en el atletismo

El mundo del atletismo nunca estuvo en los planes de Lorena, ya que su participación en el deporte era muy escaso. Sin embargo, en el 2009 tuvo la oportunidad, de la mano de un párroco de la ciudad de Medellín, explorar esta modalidad a la que se adapto fácilmente.

La mentalidad de poder llegar lejos en este deporte, le permitió participar en competencias de alto nivel y conquistar escenarios jamás escritos en su vida. Su formación como atleta fue un camino de sorpresas que la llevaron a emprender otra modalidad de la cual no se arrepiente.

VER MÁS  Jessica Plazas: “Sueño con ganar los 4 Grand Slam y ser la tenista #1 del mundo”

La marcha se convirtió para ella en un estilo de vida, el cual agradece tanto a su entrenador Don Libardo, como a su compañero Juan Camilo, el apoyo y la confianza que le brindaron para iniciar el sueño de ser la mejor marchista. El logro de clasificar a la final de los Juegos Departamentales en Santa Rosa de Osos, le permitió ser parte de un club y posteriormente representar a su departamento.

“Mi vida deportiva ha sido un proceso constante con resultados muy rápidos. Soy una persona católica quien cree en un dios que le da a uno los talentos para realizar algo, no todos contamos con las mismas habilidades, pero lo mío fue marchar”.

Lorena Arenas
Lorena Arenas en el Hotel Black Tower de la Ciudad de Bogotá/ Foto: Natalia Molano

El proceso deportivo impulsado por esta atleta desde el 2009, ha sido un camino de buenos resultados, que se manifiestan en cada competencia donde ha sido protagonista. Pasar de ser representante regional, a vestir los colores del país, archivan un logro importante en su vida deportiva.

En el año 2011 el sueño de ganar una medalla fuera del país se hizo realidad al coronarse campeona panamericana en los 10 mil metros en Florida – USA. Asimismo, su participación en Londres 2012 fue el comienzo de perseguir el pódium olímpico el cual tuvo que esperar nueve años.

La búsqueda implacable por una presea, y su lucha constante por ser mejor en cada competencia, fue la motivación que la hizo crecer como mujer, ser humano y deportista.

Aunque las dos últimas ediciones olímpicas (Londres 2012 – Rio 2016) no trajeron buenos resultados para Lorena, las ganas de seguir compitiendo y esforzándose en cada entreno, fue el propósito para posicionase como una de las mejores en los 20 km de marcha.

VER MÁS  Oriana Ospina y su amor a primera vista por el rugby subacuático
Foto: Getty Images

El compromiso rumbo a Tokio 2020

Despúes de cancelar los Juegos Olímpicos de Tokio, la esperanza de ser medallista siempre estuvo en la mente y el corazón de Sandra Lorena, quien vio en el 2020 la oportunidad de recuperarse y entrenar para llevarse a casa el sueño olímpico.

La preparación rumbo a Tokio 2020 fue una de las facetas más importantes en la vida deportiva de Lorena, pues la las secuelas que le dejo la lesión de Doha, no le impidieron bajar su rendimiento, y sus expectativas de convertirse en campeona olímpica.

El compromiso de subir a lo más alto de pódum fue una mision cumplida que puso a esta mujer de 1.60 metros en la nueva referencia del atletismo nacional. Ser la primera colombiana en conquistar una medalla olímpica, es un orgullo para ella, y para sus familiares, quienes nunca perdieron la esperanza de verla levantar la bandera tricolor.

Vestir los colores de Colombia en un evento deportivo tan importante como estos, y completar 20 km a pasos cortos bajo temperaturas por encima de los 30 grados, hacen de esta colombiana un modelo a seguir no solo como deportista, sino como mujer que se propone a alcanzar una meta.

Foto: Clive Brunskill/Getty Images

Con un tiempo de 1h y 30s , Lorena logró dejar en el camino a dos fuertes rivales quienes disputaban la segunda posición, cruzó los últimos milímetros del tramo donde la esperaba la representante italiana Antonella Palmisano, y coronó un hecho historico para Colombia en la capital japonesa, siendo protagonista la bandera tricolor y sus lágrimas de satisfacción .

La confianza para incursionar en estos Juegos Olímpicos fue la clave del éxito que le permitió llegar a lo más alto de la competencia y cumplir con uno de sus mayores anhelos, los cuales hoy se escriben en la historia del país y en su recorrido deportivo.

VER MÁS  María Restrepo, un disparo camino al deporte

De esta manera, el propósito de Lorena en lo que queda del año 2021 es disfrutar su medalla olímpica y prepararse para próximas competiciones como: Juegos Bolivarianos (Valledupar) , Mundial de atletismo (USA) , Mundial por equipos de marcha (Bielorrusia) y diversos challengers en los cuales está dispuesta a ganar.

One thought on “Ser medallista olímpica : “Un sueño que siempre tuve y por el que esperé mucho tiempo”: Lorena Arenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *